BLOG

Lo que debe llevar un contrato de arrendamiento

12 de Diciembre de 2018

¡Sácale jugo a tus inmuebles!

Cuando se habla de renta uno de los modos más seguros de brindar tranquilidad a tus inquilinos y, por supuesto, sacar una mejor rentabilidad a tus inmuebles es a través de los contratos de renta. A continuación, te explicaremos los motivos por los que debes aprovechar esta herramienta para dar en renta tu vivienda.

El primer motivo por el que la gente busca hacer contratos de renta es por la tranquilidad y la certeza jurídica que brinda, tanto al casero como al inquilino. Además deja muy en claro lo que se puede hacer y lo que no dentro de los inmuebles que se arrendan, protegiendo los intereses de las dos partes y evitando sorpresas desagradables. Y no queremos nada de eso, ¿cierto? Los pros y los contras del contrato de renta de inmuebles son desde la perspectiva del arrendatario como del inquilino.

Ventajas para el Arrendatario de los inmuebles:

Para la persona que da en renta los inmuebles el contrato es una herramienta maravillosa porque le permite poder recuperar sus inmuebles de manera inmediata en caso de que el inquilino no pague a tiempo su renta o que viole alguno de los términos estipulados en el mismo documento.

Además, en caso de que el arrendatario no pudiera obtener el ingreso que le corresponde por la renta de sus inmuebles, puede solicitar apoyo a las autoridades pertinentes (llámense notarios o jueces) para poder obtener los beneficios que le corresponden por derecho, en caso de que el inquilino siguiera sin cumplir con sus obligaciones por concepto de renta se puede dar por finalizado el convenio y proceder al desalojo de la persona.

Debes leer: Por qué los cuartos en renta en Mérida son perfectos para los estudiantes

Ventajas para el Inquilino que renta

Lo más importante es tener la tranquilidad de que la persona que celebra el contrato es la legítima dueña de los inmuebles, es decir, que no se está cometiendo algún tipo de fraude con la renta.

También hay que destacar que un contrato de renta protege al inquilino de terceros. Es decir, si durante el periodo de renta el propietario vendiera la propiedad o cualquiera de los inmuebles que afectara al inquilino, este documento obliga al nuevo dueño a someterse a los términos que aparecen en el contrato de renta. En caso de que no existiera convenio, el nuevo dueño deberá avisar a los inquilinos con tres meses de anticipación quien deberá seguir cumpliendo con la renta pactada hasta que finalice el convenio.

Al existir un contrato de renta, el inquilino tiene un derecho de adquisición preferente. Es decir, si el propietario quisiera vender la casa, la persona que renta puede adquirir la propiedad si ofrece una propuesta que iguale al precio que solicita el dueño.

Así que, una buena manera de ofrecer tranquilidad a tus inquilinos se encuentra en la elaboración de contratos de renta, tanto para proteger los intereses y hacer la experiencia de ambas partes mucho más agradable. Recuerda que la clave para un buen contrato de renta es que este se escriba con la mayor claridad posible, sobre todo en las partes clave como: las obligaciones, los derechos o beneficios que el inquilino recibirá durate el periodo de renta, garantizar la seguridad y la protección de tus inmuebles. 

#YucatánPremier #MiCasaEnMérida



REGRESAR

Comentarios